Against The Gods Chapter 416

Advertisement

Capítulo 416 - Princesa Nieve

Poco tiempo despu√©s, Yun Che finalmente recuper√≥ parte de su conciencia, y el dolor se sinti√≥ a trav√©s de cada parte de su cuerpo. Con el fin de matar a Feng Chihuo, hab√≠a pagado un gran precio, uno que era m√°s grande de lo que hab√≠a esperado. Casi la mitad de todos sus vasos sangu√≠neos se hab√≠an roto, setenta por ciento de sus m√ļsculos recibieron varios niveles de da√Īo y varias decenas de vac√≠os de varios tama√Īos aparecieron dentro de sus √≥rganos internos. Si estas lesiones estuvieran en cualquier cuerpo de un practicante profundo com√ļn, estar√≠an muertos desde hace mucho tiempo. La dolorosa sensaci√≥n le dijo a Yun Che que no hab√≠a muerto, ya que sus funciones corporales tambi√©n comenzaron a recuperarse. Sent√≠a vagamente una corriente de c√°lida y profunda energ√≠a fluyendo lentamente por su cuerpo ... Esta no era su energ√≠a profunda, sino que era de otra persona. Esta corriente de energ√≠a profunda era suave y cuidadosa, como si quisiera curar sus heridas, pero tambi√©n ten√≠a miedo de herirlo accidentalmente. Esta actividad cautelosa y vacilante demostr√≥ que el due√Īo de esta energ√≠a profunda nunca hab√≠a utilizado una energ√≠a profunda para sanar lesiones.

?Quién podría ser ...

?Quién me está salvando ...

En este momento, la escena que vio antes de perder la conciencia apareció dentro de la mente de Yun Che ... Ese era un rostro hermoso y puro que no debería existir en el mundo mortal. A pesar de que sólo lo vislumbró en el muy corto instante antes de perder la conciencia, todavía dejaba una marca duradera y había sido grabado en las profundidades de su alma. No importa quién lo viera, ese tipo de belleza era imposible olvidar por toda una vida.

?Fue un sue√Īo ... o una pintura en un pergamino? No ... incluso en un sue√Īo, incluso si fuera el mejor artista del mundo, ese tipo de belleza incomparable era imposible de retratar. Ese hermoso rostro parecido a un sue√Īo hizo que la conciencia de Yun Che, que acababa de despertar, sintiera una embriagadora nebulosidad incontrolable, incluso el dolor en su cuerpo hab√≠a sido olvidado. Aquella corriente de c√°lida y profunda energ√≠a desapareci√≥ lentamente, y la conciencia de Yun Che permaneci√≥ en silencio. Poco tiempo despu√©s, la conciencia de Yun Che despert√≥ una vez m√°s, y a√ļn sinti√≥ esa c√°lida y suave energ√≠a profunda. El tiempo despu√©s de eso, su conciencia despert√≥ y durmi√≥ continuamente. Cada vez que se recuperaba, sentir√≠a esa corriente de energ√≠a profunda ... o tal vez cada vez que esa corriente de energ√≠a profunda llegara, su conciencia despertar√≠a por un corto per√≠odo de tiempo. Al final, en alg√ļn momento del tiempo, los dedos de ambas manos de Yun Che temblaron, mientras sus pesados ‚Äč‚Äčp√°rpados se abr√≠an poco a poco bajo el impulso de su fuerza de voluntad. Lo que entraba en sus ojos era una luz brillante y el cielo azul. El cuerpo de Yun Che ten√≠a una sorprendente tasa de recuperaci√≥n. Tan pronto como abri√≥ los ojos, sinti√≥ la existencia de su cuerpo y cuatro miembros. Aunque fueran pesados, √©l sinti√≥ claramente que √©l podr√≠a controlar sus movimientos. Un poco de energ√≠a profunda tambi√©n se hab√≠a acumulado dentro de las venas profundas originalmente vac√≠as. Estas energ√≠as profundas tambi√©n ayudaron a su cuerpo a recuperar sus funciones corporales, tanto que le permitieron moverse en la m√°s simple de las acciones ... incluyendo ponerse de pie. Yun Che agarr√≥ el suelo, apret√≥ los dientes, y luch√≥ para sentarse ...

'' !Ah, est√°s despierto! ''

El sonido de la voz de una ni√Īa lleg√≥ a sus o√≠dos, esta voz era joven y tierna, un sonido tan et√©reo que no parec√≠a ser de este mundo. Cuando oy√≥ esta voz, un temblor incontrolable se apoder√≥ del alma de Yun Che, as√≠ como una especie de anhelo loco, insoportable ... un anhelo de conocer al due√Īo de esta voz, de saber qu√© tipo de ni√Īa pod√≠a dejar salir tan puro , Voz et√©rea.

Volvi√≥ la cabeza para mirar a la chica que estaba a su lado ... Era una chica que parec√≠a haber salido del reino de las hadas. Una vez que √©l vio claramente su rostro, la conciencia de Yun Che se apag√≥ repentinamente por un instante, sin atreverse a creer la imagen ante sus ojos ... porque no se atrev√≠a a creer que una cara tan incomparablemente hermosa existiera en este mundo. Yun Che busc√≥ sus propios recuerdos, pero a√ļn as√≠ no pudo encontrar palabras para describir c√≥mo se ve√≠a este rostro.

La ni√Īa llevaba una lujosa prenda roja, bordada en la parte superior era un ave f√©nix volando. Esta no era la primera vez que Yun Che hab√≠a visto una t√ļnica de f√©nix, pero su t√ļnica de f√©nix era a√ļn m√°s hermosa que la que Yun Che hab√≠a visto antes. No importa el color rojo o el dorado, ambos reluc√≠an brillantemente, como si cada hilo y cada decoraci√≥n estuviera hecha del material m√°s caro del mundo. Sin embargo, este traje de f√©nix era como cosm√©ticos en jade, eclipsado por su piel cremosa nevosa. Si este traje extravagante fue visto en alg√ļn otro lugar, dejar√≠a a uno atontado, pero nunca atraer√≠a la atenci√≥n de Yun Che. Sus ojos fijos en el rostro de la ni√Īa, incapaz de alejarse. Especialmente sus hermosos ojos ... parec√≠an ondularse como ondulaciones azules, condensadas dentro de sus so√Īadoras e ilusorias pupilas,Ming un sue√Īo ilusorio, po√©tico, hada-como.

√Čsta era esa hada que vio antes de perder la conciencia ... y no de su imaginaci√≥n, ni de una ilusi√≥n. Se qued√≥ all√≠ quieta mientras sus pesta√Īas sedosas revoloteaban, sin un solo pedacito de impureza, sus ojos ten√≠an una alegre expresi√≥n de monta√Īas y manantiales claros. Luego, lo mir√≥ con cierto nerviosismo. El viento suave levant√≥ la esquina de sus faldas, trayendo una elegancia simple, sin embargo, el poema m√°s hermoso de este mundo no pod√≠a describirlo.

Ella s√≥lo ten√≠a alrededor de quince o diecis√©is a√Īos, sus hermosos ojos so√Īadores y l√≠quidos eran j√≥venes. En t√©rminos de apariencia, no pod√≠a comparar con Xia Qingyue, pero en t√©rminos de lo delicada y perfecta que era su complexi√≥n, incluso Xia Qingyue, hada n√ļmero uno de Blue Wind, era inferior. En las dos vidas de Yun Che, de todas las hembras que hab√≠a encontrado, en t√©rminos de complexi√≥n, s√≥lo Jasmine pod√≠a estar hombro con hombro con ella. Era como si los cielos la favorecieran, y le diera esta tez de hada ante sus ojos. Si era un hombre ordinario, cre√≠a que su coraz√≥n se perder√≠a definitivamente, pero no era un hombre com√ļn. En todo el Continente Profundo del Cielo, quiz√°s era imposible encontrar un segundo que pudiera hacerle olvidarse de ese modo s√≥lo con su tez. De repente apart√≥ la mirada, inclin√≥ ligeramente la cabeza mientras tranquilizaba su coraz√≥n. Cuando levant√≥ la cabeza para mirar su rostro de hada de nuevo, todav√≠a era indescriptiblemente hermoso, pero ya no estaba distra√≠do. Abri√≥ sus labios secos, hablando con una voz ronca y √°spera: "?Fuiste t√ļ ... quien me salv√≥ ... ''

-Parece que sí. -La muchacha se inclinó ligeramente por sus labios floridos y habló como si no estuviera segura-: Esta es la primera vez que intento salvar a alguien, así que no estoy seguro Si lo hice bien. Han pasado muchos días, y no estaba seguro si debía decírselo al padre real, pero bueno que te despertaste. Oh, ?cuál es tu nombre? ?Qué anciano estás bajo? ?Por qué caíste de Absolute Phoenix Cliff?

El 'padre real' casual de la ni√Īa hizo que el coraz√≥n de Yun Che temblara violentamente.

El padre real ...

Exquisitamente lujoso traje de fénix ...

Alrededor de quince a diecis√©is a√Īos ...

Y una cara tan hermosa hasta el punto de ser ilusoria ...

?Fue ella realmente la que habl√≥ Hua Minghai, la princesa Snow conocida como la belleza n√ļmero uno de Profound Sky?

Originalmente, Hua Minghai hab√≠a utilizado un tono de voz exagerado al mencionar "Princesa Snow", por lo que nunca lo crey√≥. Pero esta chica delante de √©l, era en efecto adecuado para ella ser titulada "La belleza n√ļmero uno de Profound Sky" debido a su rostro. Sin embargo, si realmente era la Princesa Snow, la perla m√°s preciada de la divina Secta de Phoenix, todo el tesoro del Imperio divino de Phoenix otorgado por los cielos ... entonces ?por qu√© estaba aqu√≠? Cuando dijo "muchos d√≠as", significaba que hab√≠a perdido la conciencia durante varios d√≠as. Y en estos √ļltimos "muchos d√≠as", !siempre hab√≠a estado aqu√≠! ?Qu√© estaba pasando exactamente? ?Cu√°l era exactamente la situaci√≥n actual en la que se encontraba?

La mente de Yun Che gir√≥ r√°pidamente mientras toda clase de posibilidades brillaban r√°pidamente en su mente. √Čl cambi√≥ su cuerpo, su tono cordial de voz que conten√≠a un toque de terror: "Mi nombre es Feng Lingyun, bajo el decimonoveno mayor. Estaba entrenando solo dentro de la Cordillera de Phoenix y encontr√© una bestia profunda extremadamente aterradora, luego fue forzada a saltar de Absolute Phoenix Cliff ... le agradezco a Princesa Snow por salvarme la vida ''. Los ojos de la muchacha eran claros, y tan brillantes como temprano en la ma√Īana. Frente a estos hermosos ojos ya esta chica que hab√≠a salvado su vida, era sin duda un enorme pecado mentir. Pero como no se hab√≠a recuperado de sus graves heridas, lo que ten√≠a que hacer ahora era proteger su propia vida, no importa qu√©. Sab√≠a la raz√≥n por la que esa chica lo hab√≠a salvado, y la raz√≥n por la que no estaba en guardia con √©l era porque pose√≠a la misma aura de f√©nix que ella.

'' Ohhh ... '' La princesa Snow inclin√≥ inocentemente su delicada cabeza. Luego, con las cejas fruncidas, se ech√≥ a re√≠r ligeramente: -Por lo que esperaba de lo que dijo el padre real, en un instante sab√≠as qui√©n era yo. El padre real dijo que dentro de la secta, aunque no hay muchos que me han visto, siempre y cuando sea alguien dentro del clan, incluso si nunca me han visto antes, me reconocer√≠an al instante. La ni√Īa ri√≥ con sinceridad, era como si su risa fuera m√ļsica celestial que ven√≠a de entre las nubes que pod√≠a enjuagar el m√°s malvado de los pensamientos del mundo. Yun Che abri√≥ la boca y dijo: -Vuestra Alteza es la chica m√°s hermosa del mundo, no importa qui√©n vea a la princesa Snow, jam√°s reconocer√≠an falsamente ... Este lugar, ?d√≥nde est√° esto? ?He alterado el cultivo aislado de Vuestra Alteza? ''

'' Este es Phoenix Perching Valley, un plAs que he jugado desde la infancia. "La Princesa Snow no estaba en guardia con Yun Che en absoluto como ella casualmente respondi√≥. Tal vez fue su linaje f√©nix, o tal vez fue porque ella siempre hab√≠a sido tan pura, y nunca tuvo contacto con ning√ļn pecado, ni tuvo que estar en guardia en absoluto: "El padre real ha estado muy ocupado √ļltimamente y tiene miedo de que yo Ser√° herido por otros, as√≠ que me permiti√≥ venir aqu√≠ para concentrarme en cultivar la Oda Mundial del F√©nix. Aparte de m√≠ y del padre real, por lo general nadie se le permite entrar, en realidad eres el primero, ya sabes. ''

'' ... Su Alteza, entonces, ?por qu√© no le dijiste ... Maestro de corte sobre m√≠? Su Alteza no tiene miedo de que yo ... pueda ser una mala persona? Yun Che apret√≥ su pecho, revisando el estado de sus heridas. Pens√© en dec√≠rselo al padre real. La ni√Īa sac√≥ su nariz blanca, elegante y de jabal√≠: -Pero si le digo al padre real, definitivamente te matar√°. Te has ca√≠do de un lugar tan alto, y ya est√° herido. Si eres asesinado por el padre real, eso ser√≠a muy lamentable, y Little White estar√≠a triste. ?Mala persona? ... Eres el mismo que yo, un descendiente del F√©nix, ?c√≥mo podr√≠as ser una mala persona? Adem√°s, Little White es tan hermosa y d√≥cil, su due√Īo nunca ser√≠a una mala persona. ''

Lo que salv√≥ a Yun Che no s√≥lo fue su profunda energ√≠a, sino su suave coraz√≥n A pesar de que utiliz√≥ un m√©todo tan abrupto para entrar en su territorio. S√≥lo ... ?Peque√Īo blanco? ?Qu√© significaba eso?

Por sus o√≠dos, son√≥ un grito algo d√©bil y resonante de un p√°jaro. Este sonido hizo a la princesa Snow suavemente '' ah '' cuando se dio la vuelta, y luego corri√≥ como un sprite hacia una magn√≠fica silueta blanca como la nieve: "Little White, tus heridas no se han recuperado, no puedes moverte, de lo contrario , Eso significa que usted no est√° siendo obediente ... incluso si usted ve que su due√Īo est√° despierto, usted todav√≠a no puede mover precipitadamente. ''

En el suelo, ni siquiera treinta metros detr√°s de Yun Che, estaba la Bestia de la Nieve Phoenix. Sus alas se desplegaron, y las manchas de sangre en sus alas se hab√≠an lavado limpio, sin ning√ļn rastro de un color ensangrentado. La princesa Snow se par√≥ a su lado y us√≥ sus peque√Īas manos blancas como nieve para acariciar ligeramente su suave, helada y nevada pluma. De un estado de agitaci√≥n, lo hizo obedientemente calmarse mientras retiraba cuidadosamente sus alas.

Yun Che se sorprendió ... fue la nieve Phoenix! En realidad estaba bien! Su propio cuerpo apenas podía resistirse a caer de un lugar tan alto, pero el Snow Phoenix ya había perdido la conciencia a mitad de vuelo, incapaz de hacerse flotar completamente y usar cualquier habilidad defensiva. De tal altura, había caído bruscamente hacia abajo, por lo que sus huesos y cuerpo debieron haber sido aplastados. ?Por qué parecía que sus heridas eran mucho más ligeras que las suyas?

?Podría ser que esta chica había salvado la nieve de Phoenix antes de caer?

Entonces, el '' White '' de que habló, fue ... Snow Phoenix Little Chan!

                        

Advertisement

Share Novel Against The Gods Chapter 416

#Read#Novela##Against#The#Gods#Chapter#416